Gestión de la Innovación

¿Qué es la gestión de la innovación?

??‍♂️DESCUBRE como realizar una buena GESTIÓN DE LA INNOVACIÓN

Antes de ver que es la gestión de la innovación, comencemos viendo en primer lugar, cual es la definición de gestionar según la RAE:

1. tr. Llevar adelante una iniciativa o un proyecto.

2. tr. Ocuparse de la administración, organización y funcionamiento de una empresa, actividad económica u organismo.

3. tr. Manejar o conducir una situación problemática.

Fuente: Diccionario de la Lengua de la Real Academia Española

Así pues,

la gestión de la innovación es llevar adelante un proyecto de desarrollo de productos diferentes hasta conseguir los objetivos planteados, en el plazo estipulado y conduciendo a la resolución de situaciones problemáticas. Clic para tuitear

Si prefieres acceder a los artículos de la gestión de la innovación en vídeo, puedes acceder a ellos a través de la siguiente lista de YouTube, de lo contrario sigue leyendo.

Para realizar una buena gestión de la innovación, existen una serie de estrategias, herramientas y actitudes que vamos a ver a continuación.

¿Modelos de gestión de la innovación?

Existen varios modelos del concepto de gestión de la innovación, veámoslos:

  • Modelo de jefe: en este modelo de gestión de proyectos de innovación, existe la figura de un jefe impuesto por parte de dirección, que reporta directamente a gerencia, y que toma las decisiones sobre los proyectos. Manda con la autoridad que le da su cargo lo que coarta la creatividad y con ella la motivación de los equipos. El jefe, normalmente es un gestor, y por tanto no se involucra de lleno en las tareas de innovación. Por todo ello, hace difícil que este modelos de gestión obtenga grandes resultados a nivel de innovación.
  • Modelo de líder: en esta gestión estratégica de la innovación no existe la figura de un jefe impuesto por parte de dirección, pero si que hay una figura que sobresale como líder del resto. Esta persona es la encargada de ir tirando del equipo en los momentos complicados, asegurando que no se desvían de los objetivos y se cumplen plazos. Así mismo, se preocupa del bienestar de todo el equipo y media en los conflictos que puedan existir. Es una buena forma de conseguir ideas creativas, incluso en ocasiones disruptivas, y es el mejor modelo a nivel organizativo que existe. El problema puede surgir si el líder es demasiado carismático y eclipsa a otros miembros del equipo desaprovechando su potencial.
  • Modelo transversal: este es más bien un modelo de gestión tecnológica e innovación. En este caso, se crean pequeños equipos atendiendo a sus disciplinas (mecánica, diseño, electrónica, prototipos…), dentro del grupo de innovación y cada uno desarrolla la parte que le compete del producto innovador. Después, mediante reuniones de seguimiento, los equipos ponen en común los avances y definiciones para asegurar una buena coordinación. Este modelo de gestión de la innovación, es complicado y requiere de muchos recursos, pero es imprescindible cuando se están desarrollando grandes productos como puedan ser aviones, coches…
  • Modelo caótico: este es el modelo más creativo, donde se da rienda suelta a cada miembro del equipo para que experimente sobre lo que quiera dentro del sector de la empresa y con unas pocas pautas determinadas. Con este modelo de gestión de proyectos de innovación, se obtienen grandes resultados a nivel de ideas disruptivas, pero normalmente el perfil de estos profesionales tiene problemas para convertir esas ideas en productos reales y vendibles, así como cumplir los plazos, dado el cierto carácter anárquico de este modelo de gestión.

Una buena estrategia es la combinar de alguna forma los modelos anteriores. Por una parte tener un equipo o ambiente de innovación gestionado mediante el modelo caótico que genere las ideas disruptivas, y luego otro equipo o ambiente que mediante el modelo de líder las transforme en realidad.

¿Cómo gestionar la innovación?

Vamos a ver como podemos realizar una buena gestión de la innovación:

  • En primer lugar, la empresa debe tener claro que quiere innovar y ser consecuente con ello, esto es, dedicar recursos y saber esperar a conseguir los resultados en el medio / largo plazo.
  • Es necesario tener un proceso donde se definan los objetivos y procedimientos de innovación de la empresa y que el equipo de innovación debe seguir.
  • Debe contar con un equipo con las capacidades, recursos y el tiempo necesario para idear, experimentar e innovar.
  • Es recomendable que exista una persona que sea el líder de innovación y que vele en todo momento y desde todas las partes de la empresa, para que haya la orientación necesaria de las personas involucradas o que influyan en la innovación.
  • Acompañar las ideas de un análisis de viabilidad adecuado que aumente sus posibilidades de éxito.
  • Exista un comité de innovación que realice reuniones periódicas y que se fuerce a ir avanzando mediante la fijación de plazos.
  • Exista una buena coordinación con el resto de departamentos de la empresa, para asegurar un buena viabilidad del producto, así como organizar un lanzamiento que asegure los resultados.
  • Se cuente con algún mecanismo de protección de la propiedad intelectual que ayude a proteger las marcas y diseños desarrollados.
  • Coordinar con el equipo de marketing la mejor forma de promociona el producto y con comercial de venderlo según el argumentario de venta
  • Acompañar los primeros años de implantación del producto, para consolidar sus ventas y detectar oportunidades de mejora.

¿Qué es innovación y gestión del cambio?

El ser capaz de innovar requiere de unas habilidades que normalmente no son innatas y por ello hay que llevar a cabo un cambio de mentalidad con lo que se conoce como la gestión del cambio. Veamos que modelos mentales favorecen la capacidad de innovación:

  • Deshacerse de barreras mentales relacionadas con palabras como «imposibles» , «eso no se puede hacer», «siempre lo hemos hecho así»… La innovación tiene que ver con romper con lo establecido, y por ello no debe haber límites
?PROCRASTINACIÓN COMO BARRERA DE LA INNOVACIÓN
  • La innovación significa avanzar y para ello, debemos ser capaces de ir cerrando etapas que cumplan su objetivo aunque no estén perfectas. Una mente que busca la perfección durante la fase de innovación, no avanzará lo suficiente como para conseguir los objetivos.
  • La gestión del cambio tiene que ver con aprender a superar cualquier adversidad, puesto que innovar tienen que ver con seguir hasta alcanzar el objetivo pese a las dificultades que siempre surgen por estar hablando de crear algo diferente. Por ello, las mentes innovadoras son resilientes.
  • Una mente capaz de conseguir resultados innovadores, es una mente que busca constantemente la motivación. Para ello, murales con frases de motivación, o que nos muestre los resultados de innovaciones anteriores hechas por el equipo son muy útiles.
  • La mente innovadora es capaz de inspirarse en otros, de ver qué y cómo han sido capaces de resolver sus dificultades parar así aplicarlo a sus problemas y encontrar la solución.
  • Dentro de la gestión del cambio la paciencia y la autoconfianza son fundamentales. El tiempo necesario para conseguir una innovación es indeterminado, y por ello hay que tener paciencia, pero con confianza, solo es cuestión de tiempo conseguirlo.
  • Si queremos cambiar para conseguir innovaciones relevantes, entonces debemos ver cada fracaso simplemente como una oportunidad para aprender y continuar con más información, y no como una derrota.

Herramientas para administrar la innovación

Para una correcta gestión de la innovación, existen una serie de herramientas interesantes:

  • Si queremos tener un equipo que genere ideas innovadoras, necesitan tener un lugar apartado, donde aislarse de las distracciones del día a día y puedan tener un ambiente creativo. Un lugar donde poder estar cómodamente sentado en una reunión distendida como un sofá por ejemplo, algún panel con frases de motivación y superación….
  • Otra técnica de gestión de la creatividad e innovación durante la fase creativa, es no criticar ninguna idea de las que se van proponiendo. Este responde a la estrategia de ir abriendo la mente conforme van surgiendo ideas, de forma que una ideas, aunque descabelladas, llevan a otras hasta que surge una buena idea a desarrollar.
  • Las fases creativas pueden dilatarse mucho en el tiempo, por lo que para una correcta gestión, es necesario marcarse unos plazos a partir de los cuales hay que dar por terminada una fase para pasar a la siguiente.
  • Debemos elegir unas pocas ideas y avanzar en el proceso de innovación, aparcando el resto de ideas, porque la innovación significa enfocarse, y como dijo Steve Jobs,

La gente piensa que enfocarse significa decir sí a aquello en lo que te enfocas, pero no es así. Significa decir no a otras cientos de ideas buenas que hay

Steve Jobs
  • El «time to market» hoy en día es esencial, y por ello, las actuales técnicas de prototipado rápido, como son la impresión 3D o similar son fundamentales para acortar los plazos de validación del producto y minimizando errores e inversiones fallidas.
  • Para la correcta gestión de proyectos de innovación, la medición de objetivos de todo el proceso es fundamental. Por ello, durante el análisis de viabilidad y antes del lanzamiento, debemos fijar los objetivos del producto en el mercado y hacer un correcto seguimiento de los mismos, para evaluar de forma objetiva el éxito del producto. Esta sería la parte más financiera de la gestión de proyectos de innovación.
  • Finalmente, la disciplina es una herramienta primordial, para cuando falle la motivación, tiremos de disciplina para seguir avanzando hacia los objetivos.

Actitudes que contribuyen la éxito en la gestión de la innovación

Hay una serie de actitudes que contribuyen al éxito en la gestión de la innovación, veamos cuáles:

  • La innovación no es fácil, y por ello, la primera actitud que debemos adoptar, es la de continuar empujando pase lo que pase hasta que se consigan los resultados. Es el concepto «Keep Pushing». Durante el proceso de innovación, muchos se quedan en el camino por lo que no te rindas y lograrás tus objetivos.
  • La actitud positiva es básica para ser creativos. Una actitud positiva aumentará nuestra confianza y nos ayudará a superar las adversidades del camino, haciéndonos sabedores de que somos capaces de logar los objetivos.
  • Otra conducta fundamental para conseguir buenos resultados en la gestión es la humildad. Sólo siendo lo bastante humilde como para saber que nos queda mucho por aprender, y que cualquiera puede enseñarnos, seremos capaces de obtener todas las piezas del puzzle de la innovación.

Resumen
¿Qué es la gestión de la innovación?
Título
¿Qué es la gestión de la innovación?
Descripción
La gestión de la innovación es llevar adelante un proyecto de desarrollo de productos diferentes hasta conseguir los objetivos planteados, en el plazo estipulado y conduciendo a la resolución de situaciones problemáticas.
Autor
Página
Innova y Actúa
Logo